Mantener la antorcha viva

Ser mujer, no es tarea fácil. Constituye un gran desafío en la lucha por el pleno reconocimiento y vigencia de nuestros derechos, el que implica superar con firmeza, inteligencia, tolerancia y paciencia, una infinidad de obstáculos, pero, no por ello debemos detenernos.