Mujer, trabajo y derechos

Antiguamente a las mujeres que pertenecían a la nobleza y alta burguesía no se les permitían trabajar, hacerlo constituía un desafío para las convenciones sociales de la época, por cuanto ella solamente estaba destinada a cumplir con el rol de esposa y madre. Sin embargo, las mujeres consideradas de clases bajas, laboraban en el campo ayudando a sus maridos y además se encargaban de las tareas domésticas y del cuidado de los hijos, pero no se les reconocía como trabajadoras.

La mujer frente a sus derechos sexuales y reproductivos

Millones de mujeres adultas y jóvenes alrededor del mundo demandan de los gobiernos y la sociedad el respeto a sus derechos sexuales y reproductivos. Desean decidir por ellas mismas si van a tener hijos, cuántos tener y en qué momento tenerlos; quieren defender su derecho a la vida, a la privacidad, a vivir libre de violencia, a su autonomía personal y sexual; quieren protegerse de infecciones de transmisión sexual, el VIH, el sida, y tener el derecho al más alto estándar de salud posible.