Durante todo el año se celebran acontecimientos históricos en diversos ejes temáticos, sociales, políticos, culturales, religiosos, entre otros, por tal razón es propicia la ocasión para destacar el Día Internacional de las Enfermeras y Enfermeros, celebrado cada doce de mayo en homenaje a Florence Nightingale, nacida en esa fecha, fundadora de la primera escuela de enfermería del mundo y recordada como ejemplo de abnegación, servicio, acompañamiento y amor al prójimo.

Por ser una mujer la precursora, por décadas las enfermeras eran solo mujeres, creando la idea de ser una profesión que solo podía ser ejercida por éstas. Sin embargo, en la enfermería moderna, la presencia masculina ha crecido mucho en los últimos tiempos, rompiendo con este estigma social.

La presencia de mujeres y hombres de blanco ha mostrado ser la columna vertebral de la mayoría de los equipos de atención de salud en el mundo, prestando sus servicios no siempre en las mejores condiciones técnicas y estructurales, sumado a ello, los altos y bajos que viven a diario a nivel personal, pero siempre con la disposición de ayudar a quienes lo necesitan.

Esto es así porque son las personas que entran en contacto más directo con el paciente, la observación y permanente cuidado del mismo, le permite dar un informe completo y exhaustivo al médico tratante. En las unidades de salud por lo general se encargan de procesos relacionados con la higiene, confort del paciente, administración de medicamentos, pero también del cumplimiento de sus estudios y análisis clínicos. Son las personas que asisten a los enfermos no solamente con las manos mitigando el dolor, sino también con el corazón, animando a los angustiados durante las veinticuatro horas diarias los trescientos sesenta y cinco días del año.

Si bien es cierto los centros formadores preparan a las enfermeras y enfermeros de manera científica y técnica en las distintas ramas de la profesión, para brindar cuidados especiales a cada necesidad, ello no es suficiente para aliviar el nivel de estrés acumulado durante la faena, causa de graves problemas de salud a muchos profesionales, lo que hace del oficio algo encomiable; no obstante la responsabilidad y tareas de las enfermeras en los diferentes centros de trabajo son tan amplias que en algunos casos han llegado a enfrentar de manera injusta demandas de tipo legal, al no cumplir con las expectativas de pacientes y familiares.  

En contraposición, por otorgar el privilegio de cuidar la vida de las personas, es una de las ocupaciones más respetadas y valoradas en algunas sociedades, en la actualidad hay preferencia que sean estos profesionales los que cuiden a los enfermos en su propio hogar y no sus familias.

Con el pasar de los tiempos, el avance de la ciencia y el afán de la competitividad profesional, la enfermería se ha abierto camino no solo en el ámbito del cuidado de los enfermos si no también se ha venido perfilando en la parte gerencial, gran cantidad de enfermeras y enfermeros son directores organismos, centros de salud urbanos y rurales, clínicas públicas y privadas.

Como podemos observar, las enfermeras ya no suelen ser representadas vestidas de blanco hoy en día, pueden distinguirse de otros cargos a partir del color de sus vestimentas. Florence fue y sigue siendo un modelo de inspiración para los valientes hombres y mujeres que han decidido dedicar su vida al cuidado de enfermos.